Naturaleza humana

La gestión de personas, como los titulares de prensa, termina cargándose más de los momentos de tensión o dificultad que de los buenos momentos y los recuerdos alegres. Recuerda que tu cerebro primitivo te llevará a buscar cómo sobrevives en el marco del trabajo y cómo resolver esto requiere tener muy en cuenta la naturaleza humana.

Un aspecto que casi siempre despreciamos y que no tenemos suficientemente en cuenta en el peso de la negociación o de la gestión del conflicto es la naturaleza humana. 

La naturaleza humana es como el cuerpo humano y este es un 80% líquido… sí ya lo sé a todos nos cuesta creerlo. A mí, de pequeño me costaba y se lo decía la señorita “seño, seño yo soy fuerte” pero la realidad es que somos líquido y que basta un alfiler en la piel para demostrarlo.  

En la misma proporción que somos líquido somos emociones el 80% de nuestra decisión es emocional tenlo muy en cuenta en cualquier situación de tensión, roce o conflicto.

A veces estamos buscando una solución, hemos alcanzado el objetivo y sin embargo rompemos yendo más allá.
A veces planificamos la negociación y creemos que nuestra propuesta es la lógica, que no van a decirme que no…
A veces decidimos y estamos convencidos de que esa decisión es la más correcta y sin embargo vemos que la implantación es un terreno fangoso donde nunca terminas de avanzar.

Nunca puedes nunca puedes olvidarte de la necesidad de trabajar el campo emocional. En una negociación un conflicto tiene un 80% de componente emocional, un 80% de miedos no reconocidos, un 80% de inseguridad, es un 80% de percepciones de injusticias recibidas, un 80% de percepciones de engaño, un 80% de percepciones de yo tenía que haber tenido una posibilidad de desarrollo y nadie me la dio.

Si no eres capaz de tener esto en mente y no te ves es capaz de tenerlo en cuenta.  Mejor que tengas otro interlocutor en los conflictos, si tu mente es muy racional y muy estructurada y piensas que estos son milongas pasajeras o rollos líricos pastoriles, perdóname que te lo diga, busca a alguien que te acompañe en los procesos de negociación porque no vas a poder encontrar la solución.

Cuenta con las emociones casi más que con las razones.

Ir arriba